Cuatro razones por las que te conviene estudiar idiomas en el extranjero

Martes, 09 de Febrero del 2016

estudiar idiomas en el extranjero
En un mundo laboral cada vez más exigente, tener ese extra de formación o esa habilidad o formación de más en el curriculum nos otorga una ventaja más que considerable con respecto a la enorme competencia. Una de las opciones más interesantes para mejorar nuestra preparación y tener más opciones de postularnos para cualquier vacante es estudiar idiomas en el extranjero.

La opción de estudiar en el extranjero durante un tiempo determinado puede cambiarnos la vida tanto a nivel personal –convivir durante cierto tiempo en otro país con una cultura totalmente opuesta a la nuestra es una experiencia enriquecedora– como a nivel profesional, ya que todos los reclutadores valoran enormemente que en nuestro curriculum aparezca esa experiencia estudiando o trabajando en el extranjero.

Queda claro, por tanto, que cualquier sacrificio que se haga para poder estudiar en otro país nos reportará beneficios personal y profesionalmente. Y es que la experiencia laboral en el extranjero es clave para encontrar trabajo. A continuación enumeramos de forma más concreta algunas razones por las que te conviene estudiar idiomas en el extranjero. 
 

1. Te otorga una ventaja competitiva en el mercado laboral


Como hemos dicho anteriormente, uno de las características más valoradas por los reclutadores es que el candidato tenga formación en el extranjero. Un plus con respecto a aquellos candidatos que solo han estudiado o trabajado en nuestro país. Por otra parte, la ventaja también puede verse reflejada en el salario, pues las empresas consideran que un candidato que ha estudiado idiomas en el extranjero está mejor preparado.
 

2. Puedes aprender otro idioma


Además de la enriquecedora experiencia de estudiar en el extranjero y de la importancia que para nuestro curriculum vitae va a suponer, no nos podemos olvidar del motivo más importante por el que nos vamos a otro país: con toda seguridad, residir en el extranjero durante un tiempo razonable nos va a ayudar a perfeccionar nuestro nivel de idiomas. Pensamos especialmente en el inglés, el idioma que a día de hoy mantiene su hegemonía en cuanto a importancia en el mercado laboral.

 

3. Crecimiento y madurez


No existe mejor aprendizaje que aprender a desenvolvernos sin el abrigo de nuestra familia y amigos. Estudiar en el extranjero nos aportará ese punto de madurez que, aunque nosotros no seamos conscientes, sí se notará cuando volvamos a España.
 

4. Podemos exportar nuestro talento


Cuando finalizamos nuestros estudios en el extranjero, somos firmes candidatos a trabajar fuera de España, especialmente si dominamos la lengua del país donde hemos estudiado. Pero además de esto, si trabajamos en una empresa en nuestro país que también opera en el extranjero, esta puede “exportar” nuestro talento y aprovechar nuestra habilidad en el mercado internacional.


Recuerda que en ESID Internacional ponemos a tu disposición nuestro catálogo completo de programas educativos internacionales juniors para estudiar en el extranjero. Puedes consultarlo aquí.


También te puede interesar:

Los top 10 destinos para aprender idiomas en el extranjero.



 

Volver